martes, 31 de agosto de 2010

PEREZA

El título de la entrada se refiere a este "infierno" del blog". Sabía que no sería fácil escribir algo cada dos días, o tres, o ... Y de hecho no lo es por culpa de la pereza. Es verdad que al final del día me asaltan un montón de historias y pienso en escribirlas pero es superior a mis fuerzas. Además siempre antepongo algo, un libro, una película, notas en un montón de papeles... Hoy por fin me decido. Ya de vuelta a la normalidad, la anormalidad es infinitamente mejor, vomito algo. Algo que no creo que importe a nadie, incluyéndome yo, pero al menos es una forma de hacer un listado de cosas ¿dónde habré dejado la libreta negra? Somos campeones del mundo. El mundo sigue del revés y las costuras me rozan la piel. En verano hace mucho calor y en invierno mucho frió, no sé hasta cuándo. Ir a trabajar es como cruzar el Masai Mara ¿de qué coño se quejan los ñúes? Si es que se quejan. Hablamos de millones de parados y mentes envenenando todo, televisión, radio, prensa, colegios. Políticos incompetentes de todos los colores. En Ronda recuerdos de Berlanga. Yo estuve en Ronda en el verano de 2010. Oligarcas, dictadores, multinacionales, toros sí toros no, narcotraficantes, proxenetas, matones de hogar, de barrio, de ciudad, de país...
Me he escondido en la sonrisa de los que quiero, en la ingenuidad o belleza, en las palabras y los gestos, me he recogido en su piel y también en los libros y en el cine. Esperando que septiembre me envuelva en impúdico torbellino de ideas, esto último es una cursilada sólo a mi altura, voy a vomitar lo visto y leído:
Visto: Toy Story 3, Julie y Julia, el libro de Eli, el concierto, despedidas, el rey Arturo, la batalla de Inglaterra... Leído: Un escritor en guerra de Vasili Grossman, reo de nocturnidad de Alfredo Bryce Echenique, poemas en prosa de Lorca, Firmin de Sam Savage, yo mataré monstruos por ti de Víctor Balcells Matas, el lector de Bernhard Schlink, el sillón maldito de Gaston Leroux y el cigarrillo y la niña de... no lo tengo a mano, estará con la libreta negra.
Escrito: Notas en papeles de procedencia poco literaria, cuando encuentre la libreta lo mismo me presento a un premio, proyecto de segunda novela titulada, de momento, biografía no autorizada de mí mismo, suena fatal y muy pretencioso. ¡Qué pereza!

4 comentarios:

el gaviero dijo...

aquí estaremos esperando y respetando la pereza

Anónimo dijo...

Me uno al gaviero, seguiremos esperando. Suerte con la libreta negra.

Javier dijo...

NI se te ocurra perder la libreta, que algún día aparece un editor amigo y saltas a la gloria.

Pilar dijo...

Cómo me gustaría a mí encontrar una libreta negra de esas y descubrir los secretos del escritor. Desde niña siempre me gustó mirar dentrás del telón.

Guarda bien esa libreta, yo también esperaré para leer algún día lo que salga de ella.