sábado, 18 de octubre de 2008



RESURRECCIÓN

Cristo ha vuelto.

Atónito observa cómo el maná

se vende por gramos en todas las esquinas

y los milagros se saldan en televisión.

¡Padre! ¿A quién has perdonado?

¿Por qué me has enviado al infierno?

Se duerme y tiene un sueño:

no existe dios.

Cristo es un hombre

en cualquier ciudad del mundo

y nadie, ni siquiera su padre,

le ofrece una cruz para salvarse.

Publicado en el poemario "Infierno Sostenido" Editorial El Gaviero Ediciones. 2006

4 comentarios:

antonio teruel dijo...

ni una triste astillita para quitarse los padrastros le prestan

Óscar Santos Payán dijo...

Imagino estimado antonio que es el problema de creer en dios, la inútil espera. Yo, por ejemplo, no tengo paciencia.

PEPE dijo...

La paciencia es un don de los santones y los iluminados, querido Oscar.

Bueno ya estamos de nuevo aquí, con el sentimiento agridulce de la vuelta de un viaje, pero, en definitiva, estoy de nuevo en mi casa.

Primero asumiré lo que he visto, que ha sido mucho, y ya iré colgado poco a poco algo lo que he hecho y me han hecho.

Ya he visto que te tenías Udrí practicamente terminada. Espero que no te haya resultado demasiado pesada. ¿Has entendido ya la dedicatoria que le hago a Mario, verdad?

Un fuerte abrazo

Gaviero dijo...

Qué piensas del best seller?
Cómo lo escribirías tú?

Por favor, responde en nuestro blog.