lunes, 23 de marzo de 2009

AFILIANDO AL MIEDO


Dicen, que Benedicto, en su último viaje al continente negro eligió este modelo de traje pero que fue persuadido y al final optó por el blanco inmaculado. El consejo fue que no repitiera vestuario ya que éste lo había utilizado en la fiesta de carnavales del Vaticano. Una fiesta pagana en la casa de dios, de su dios. Tiene fieles asesores este inquisidor esquizofrénico. Fieles como perros que lamen cada gesto u ocurrencia. Yo me lo creo. Y tengo razones de peso. Imagino a su Santidad paseando por su Basílica en la noche más negra con un cirio láser diciéndole con su voz metálica a cualquier monaguillo: " Yo soy tu padre..." Cómo no me lo voy a creer si es capaz de decir ante miles de personas, que se mueren de sida, que elijan la castidad en lugar del "preservativi" Cómo no creerlo si llevan más de dos mil años afiliando al miedo, engañando, torturando, apoyando dictaduras horribles, confundiendo, negando las evidencias científicas y opinando sobre lo humano y divino sin que nadie les ponga la cara colorada o que asuman sus errores y pecados pagándolo con la cárcel. Sí cárcel, porque en sus pretorianas filas hay pedófilos, por ejemplo. De dónde nace tanta crueldad. Hablo de esa iglesia no de los curas que trabajan en la tierra con los pobres, con los enfermos y que olvidan la sótana que les ata a esos prejuicios sucios y malévolos. Qué hartura de gentuza. Se les llena la boca de niños y linces. Ellos son los que maltratan la infancia y opositan a lince con odio y mentiras. Por qué no nos dejan en paz. Yo se lo ruego. Váyanse en su lujosa nave vaticana a la mierda más grande del lado oscuro.



Fotografía de Ana Belén García

3 comentarios:

el lector dijo...

Recomiendo muy mucho el artículo de Almudena Grandes de hoy en El País. Evidentemente la pregunta de la Iglesia de las urracas de Roma la hemos malinterpretado: quien pregunta es el lince, dado que a la especie humana nunca la ha protegido la iglesia de los cuervos.

PEPE dijo...

Has vuelto con fuerza amigo. Parece que ahora todo vaya a ir bien.

Una abrazo Oscar.

Pepe

Susana dijo...

Hace poco comentaba algo similar sobre las máscaras que ha conseguido sacar de encima la represión sobre los estudiantes de Barcelona. Con el Vaticano opino algo similar. Nunca han dejado de ser algo, no sólo anacrónico, sino incluso malvado. Con todas sus letras y sus inmundos proteccionismos de los que no habrían que estar en ningún otro lugar que no fuera la cárcel, como tú dices.
Que ahora se saquen de la manga esos discursos, tan impávidos ante la muerte humana por falta de medios, no hace más que evidenciar lo que ya sabíamos. Algunos no han querido oír su mensaje hasta ahora. Retrátese, Mr. Ratzinger, sí señor! Evidencie que juega al parchís con la vida de África, porque le importa un comino. Cuanto más claro deje que la perdición para usted es un lugar en que nos comemos a los niños que gatean y protegemos a los linces, más cerca estaremos de dejar de engordar sus arcas. Mójese, Ratzinger. Y el miedo con que amenazan a sus pobres víctimas se parecerá cada vez más al infierno del farsario que es, y menos al mensajero espiritual que presume ser. Rat(de "rata")zinger(cantante?), cuanto más se evidencie tu mensaje de hipocresía y muerte, menos serán los que sigan creyendo en ti. Bienvenidas sean las evidencias de tu catastrófico discurso. Cuando sólo se te crean los pobres que no tuvieron acceso a la cultura por culpa de tu apoyo a la dictadura, estarás pronto a morir... en gente que queremos y que cada vez te escucha menos. Viva el infierno!!