jueves, 26 de marzo de 2009

HIPERIÓN

El sábado pasado, día mundial de la Poesía, se falló en Madrid el vigésimo cuarto Premio de Poesía Hiperión, uno de los más prestigiosos de nuestro país, con un jurado compuesto por Francisco Castro, Luis García Montero, Almudena Guzmán, Benjamín Prado y Jenaro Talens. Esta lista, que impresiona, concedió el galardón a un poemario titulado "TRAS LA PUERTA TAPIADA" escrito por FRANCISCO JOSÉ MARTÍNEZ MORÁN. La noticia, que conocí por casualidad el lunes, me regaló dos alegrías igualmente inmensas. La primera porque lo conozco personalmente. En alguna ocasión este blog ha sido testigo de su poesía con su anterior libro, también premiado, titulado "Variadas posiciones del amante" En otra ocasión Francisco tuvo la amabilidad de aceptar la invitación de visitar "La noche a tientas" en RK20 donde leyó sus poemas y pudimos charlar de todo un poco. Sin contar otras ocasiones exquisitas que se quedan en el estuche de la privacidad. La segunda alegría es porque creo que es un premio merecido que la literatura concede acertando de lleno. Se puede escribir bien poesía, hoy lo hace mucha gente, consiguiendo una magnífica salud para este arte y sobre todo un futuro más que prometedor, pero pienso que para hacer algo de forma sobresaliente en este campo hay que tener tres cosas. La primera: el don, el arte, quizá duende, como decía Lorca. La segunda: tesón, fuerza de voluntad. Y la tercera oficio. Con cualquiera de ellas por separado se puede publicar un libro, con dos ser un poeta reconocido, con las tres entrar en otra dimensión, lo sublime. Francisco tiene don, ha nacido con duende. Tesón y fuerza de voluntad le sobran hasta límites insospechados poque ama la poesía, siente, piensa, come y suda poesía. Es un hombre que vive por y para el folio en blanco y sueña con palabras en perfecta geometría. Y el oficio, en eso está. Va por buen camino, de ello dan fe sus dos libros y sus dos premios. Este orfebre y relojero del verso es un trabajador, por lo tanto el oficio llegará porque también el tiempo juega a este juego.

Francisco José Martínez Morán además es una bella persona, un tipo sensato, con los pies en el suelo y sé que tiene a su lado una mujer que también es culpable de sus premios. Francisco es un poeta, auténtico protagonista de nuestra literatura y yo me alegro infinitamente.

5 comentarios:

PEPE dijo...

Me podrías decir si Jenaro Talens, es hermano del escrito Manolo Talens? Este último tiene escrito un libro que lleva por título Parabola de Juana la Reina, que es una pasada.
En cuanto a la poesía, ya te dije una vez que los poetas me dais miedo. Sois capaces de cambiar el mundo (o hundirlo).

Un fuerte abrazo, azote del clero.

Espero que todo siga bien.

Pepe

PEPE dijo...

Las cosas que se hacen despacio suelen acabar bien. Como el esmero, que oblitera las prisas y solo piensa en que el resultado será bueno (o cuando menos no hubiera podido ser distinto, que no es poco)

Un fuerte abrazo, y a tener fe (equivalente en este caso a esperanza)

Pepe

samsa777 dijo...

¡Madre mía, Óscar! ¿Y ahora qué digo yo? Me has dejado mudo, por mucho que lo intente no puedo pasar de un gracias casi murmurado, enrojecido al borde de los labios.

Yo creo que te pasas mucho, hablando más en plata jajajajja Gracias Óscar, de verdad. Qué grande eres. No creo que sea para tanto, pero debes saber que yo no opino nada muy distinto de ti: eres un tipo de los que merecen la pena, y eso es algo difícil, casi imposible, de ver en el género humano... ¡y ya no digo en nuestro común género literario!

El abrazo más fuerte del mundo, el más emocionado y agradecido que puedas imaginar,

Francisco

Rafa dijo...

Óscar tan generoso como siempre. Gracias. A ver si nos vemos pronto. Enhorabuena por lo de MU. Me encantó. Hablamos pronto. Un beso.

GERMAN GUIRADO dijo...

Hola, Óscar. Lástima, pero tenía intención de escucharte en El Zaguan y al final, por circunstancias varias, no pude.

Hasta otra ocasión.
Salud