miércoles, 3 de junio de 2009

LIBROS

Que el cansancio y la apatía no se conviertan en compañeros fijos de viaje. Eso me he dicho esta mañana arrastrando los pies hasta el ordenador. Y aquí estoy, en estado febril y con algún que otro dolor disperso por mi esqueleto sucio.

Feria del libro de Madrid. Me encanta. La verdadera santísima trinidad aparece por el Retiro en una mezcolanza divertida. Lectores, libros y autores. También hay editores, indispensables, románticos, soñadores, prácticos, como dios.

Ya he comprado algunos libros. Me han gustado mucho dos: "Tras la puerta tapiada", XXIV Premio de Poesía Hiperión de Francisco José Martínez Morán, una gozada y "Algo menor que el corzo" de Christian Law Palacín, un ejercicio poético de violenta belleza.

Por hoy ya está bien, voy a tumbarme.

3 comentarios:

marisa dijo...

Ánimo Oscar...tu voz y tus palabras son importantes para los que hemos aprendido a apreciarte entre estas redes virtuales.un beso

clothobobardi dijo...

También me gustó mucho "Tras la puerta tapiada". Sigo leyendo... "Almería"...

la mamma de Samsa dijo...

Y sin olvidarse de lo mejor de la Feria, las charlas que mantienes, después, saboreando una birra, con gente tan interesante,que acabas de conocer, pero de la que te parece saber todo por su afinidad, contando anectodas del "niño-escritor tras su puerta tapiada". Espero volver a coincidir y que hablemos de nuevo de lo divino y lo humano.¡Hasta la próxima!