miércoles, 19 de octubre de 2011

Estoy obsesionado con el Universo. Por eso, cuanto más leo, cuanto más me intereso por él más me alejo de nuestra verdad y menos me interesa quiénes somos y quién es dios. Nuestro mundo tal y como lo conocemos vive un momento desquiciante. Estamos afiliados, queramos o no, al esplendor de la miseria. Somos tan insignificantes y a la vez tan únicos y especiales que me sabe mal decirme a mí mismo que soy fruto de la nada, tan solo un milimétrico arañazo en la alfombra del tiempo. Pero mientras se fabrica ese arañazo puedo cagarme en la puta madre de Moody´s y Standard & Poor´s por ejemplo, o en el FMI, o en el BCE, o en las farmacéuticas y petroleras, o en las grandes fortunas que están cimentadas sobre sangre y muerte... Quiero decir que aunque seamos insignificantes, neutrinos del sistema, podemos cagarnos en la Luz y en la galaxia más perversa. Es una cuestión de querer, de sentir que ese arañazo que seremos sea digno de esa alfombra.

4 comentarios:

grande dijo...

CoMO yA Te DiJe 3L oTRo DÍa...

G-R-A-N-D-E!!!

Roast Beef dijo...

Seguro que Mario Standard y Berto Poor se beben un whisky on the rocks después de una jornada de trabajo -o de lo que sea que se compongan sus jornadas- y también se sienten un milimétrico arañazo en el universo. puta vida.

Roast Beef dijo...

por cierto. infierno sostenido, arañazo en la alfombra del universo, un mundo que duele.

joder, no es para tanto

quién decía el otro día que ciorán le recibía en su casa siempre riendo y que tenía un magnífico sentido del humor? no sé por qué digo esto

Heisenberg Ammalato dijo...

Me cae bien la gente obsesionada con el universo, escriban lo que escriban o aunque no escriban, porque también estoy obsesionado con el universo. Como con otras cosas, no estoy seguro si casi todas. Pero con el universo, más. Te invito a pasar por mi espacio, tengo alguna entrada sobre el universo, quizá te de el tiempo para hacerme alguna crítica y todo. Un gran salute.