viernes, 19 de septiembre de 2008

ALMERÍA, CIUDAD GAVIERA


Visito Almería una o dos veces al año. Una de ellas para la feria del libro y la lectura(LILEC). Y tengo que deciros que me encanta. Es una mezcolanza de sentimientos que me arrollan ahogándome en ese mar fantasma que recorre la rambla. Llegar y ver a los Gavieros trabajando, concediendo su tiempo a éste que escribe. Pernoctar en su casa. Alternar por minutos con ellos sin mirar el reloj. Coincidir con Juanma Gil y María José y hablar de todo, de lo divino y humano, e incluso de literatura hasta quedar en la inopia. Buscar un legendario abrazado a Patri, tomar un café con el Sr. Curri o unas cañas con Juan Pardo. Jugar al tenis con Pedro y Raúl Quinto sobre poesía batida o tomarme un té, una caña y un verano con mi querida y admirada Luna. Conquistar cada noche el Apolo sin traje de astronauta, dejar pagar a Manuel Rivas la primera ronda de ese licor de cola rosa, escuchar a Marta Rubí su voz de Almería, disfrutar con las flechas cultas de los Arqueros, saludar de nuevo a los Pacos y familia del Cabo de Gata y tantas cosas y gentes que me dejo... Visito Almería una o dos veces al año y no sé por qué cojones no me voy a vivir allí.
Fotografía: Ana Belén García Martín

11 comentarios:

el lector dijo...

eso, xq cojones no te vienes.
un beso

luna dijo...

Almeria, donde cuatro huevos son dos pares.

melibeo dijo...

nunca podrás escapar de Madrid hasta que no aprendas a destruirla...

Juan Manuel Gil dijo...

sabes que cada dia dedico una o dos horas a sacarle brillo a la inopiaroom que tengo por sótano, por si te decides ya de una puta vez a que compartamos código postal y cafetera. eso sí: nada de azucar en estado líquido. mientras llega ese día, me quedo a vivir en tu blog.

Sr Curri dijo...

El sábado pasado estuve en Madrid. Pasé por una calle que se llamaba Antracita, en el barrio de Legazpi, y vi a un hombre por la calle con un niño pequeño y juraría que eras tú.
Pensé en acercarme, pero iba con prisa y dije bueno, seguro que no es. Ahora, conforme lo estoy diciendo, va cobrando fuerza la posibilidad de que fueras tú el de la calle y empiezo a vislumbrar tu cara mirándome enfadado porque no me paro a saludar.
La próxima vez llamaré.

Almería es estupenda para venir de turista. Luego vivir, se vive muy bien, pero en fin, tiene sus cosas. A mí me encanta, qué te voy a decir, si es mi ciudad, pero tiene su aquel.

Cuando vengas a ver si nos tomamos unas tapillas.
Un abrazo,
Sr.C

Óscar Santos Payán dijo...

Saludos y abrazos al lector legendario, a Luna Lunita, a Juanma y su sótano y al Sr. Curri. Por cierto hace mucho que no paso por Legazpi pero la próxima vez que vengas visítame y si no saluda, al menos, a alguien que se me parezca. Lo de las tapas hecho. Besos

Óscar Santos Payán dijo...

Juan que vértigo me ha dado tu vídeo. Gracias por el regalo. Seguro que va a salir bien. UN beso para los dos.

Gaviero dijo...

venga el infierno a nosotros¡¡¡¡

samsa777 dijo...

Hombre, por aquí tampoco estás mal, ¿no? :D

antonia dijo...

you´re allways wellcome
como dirian en los london
un besazo

raúl quinto dijo...

Hay que volver a jugar, iré entrenando en una sala antigravedad o con una concha de cien kilos a la espalda.

saludos.